Terapia de linfocitos para el cáncer es tendencia en redes

Para beneficio de todos, las redes sociales ponen al alcance de la población información y avances realmente prometedores, este es el caso de la terapia de linfocitos, la cual se establece como una gran posibilidad para los pacientes con algún tipo de cáncer que afecte la sangre, siendo la leucemia una de las condiciones prioritarias.

El procedimiento como tal recibe el nombre de terapia de linfocitos T con CAR, y consiste básicamente en retirar  un tipo de linfocitos conocidos como T para posteriormente manipularlos de tal manera que se encuentren en la capacidad no solo de reconocer sino también de eliminar las células cancerígenas.

Terapias genéticas y linfocitos T

Iniciaremos mencionando que las terapias genéticas equivalen a un novedoso método que busca tratar distintas enfermedades a través de la transferencia de material genético a las células de una persona, es así como en este caso se acuden a un tipo de glóbulos blancos conocidos como linfocitos T, los cuales corresponden a células de la sangre especializadas en la detección de anormalidades celulares tal y como se señala en https://www.linfocitos.org para llevar a cabo una labor definitivamente esperanzadora.

Por medio de la transferencia adoptiva de linfocitos T se pretende proporcionarle al paciente las herramientas necesarias para que este finalmente pueda combatir el cáncer. Una misión que no resulta ser para nada sencilla pues recordemos que la mayoría de las células cancerosas disponen de las habilidades necesarias para pasar desapercibidas.

¿Funciona la terapia adoptiva de linfocitos T?

Considerando que se trata de una terapia experimental propuesta por el científico estadounidense Stanley Riddell junto a su grupo de trabajo, es de señalar que en sus primeras etapas esta terapia fue aplicada a pacientes de cáncer en estado terminal consiguiendo que la sintomatología desapareciera  en la memorable cifra de un 94% de los casos.

Las expectativas por supuesto se encuentran a la orden del día, pues este avance habla no solo de evolución en la ciencia y en la medicina sino de aquella anhelada cura, sin embargo no se debe pasar por alto que hasta al momento se manejan ciertas limitaciones en los estudios y quedan por definir con exactitud los efectos secundarios, los cuales según se ha expresado podrían estimular una respuesta inmune excesiva trayendo por supuesto otros inconvenientes consigo.

Aunque se insiste en que el camino por recorrer antes de culminar a plenitud el estudio sigue siendo largo, la verdad es que se abre la puerta para una perspectiva distinta y mucho más optimista a la hora de vencer el cáncer.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *