Sal del Himalaya ¿Qué tan beneficiosa es?

Lo cierto es que cuando vamos a poner en comparación lo que sería la sal del Himalaya con la sal común que generalmente se consume, es mucho más recomendada la del Himalaya. Esto es debido a que la sal blanca o sal de mesa está sometida e un proceso de refinamiento de manera artificial, además de esto cuenta con cloruro de sodio y yodo.

En cambio, cuando hablamos de la sal del Himalaya esta tiene una gran cantidad de minerales que son muy buenos para nuestro cuerpo, ya que podemos encontrar potasio, magnesio, calcio, hierro, yodo, zinc, cromo, cobre, cobalto, flúor, etc.

Los beneficios de la sal del Himalaya

Por lo tanto, estamos todos de acuerdo en que dicha sal es mucho más nutritiva y recomendable que la sal común que la mayoría de gente consume ¿Por qué? Veámoslo más detalladamente.

Prevención de enfermedades tiroideas. Esto es gracias al Yodo que es bastante importante para prevenir dichas enfermedades.

Evitar calambres y contracturas. El magnesio y el potasio es muy bueno para evitar calambres y contracturas, el único, pero en este caso es que la sal del Himalaya no aporta tampoco, demasiado de estos dos minerales, aunque como un añadido a tu dieta no viene mal.

Hipertensión. Esta sal tiene potasio lo cual ayuda a tener un buen equilibrio en el organismo. Pero no debemos olvidarnos que sigue siendo sal y tiene sodio, por lo que consumido en exceso puede generar hipertensión.

Calcio. Es muy buena ya que puede aportar una buena cantidad de calcio extra dentro de la dieta que lleves para de esta forma ayudar a tus huesos. Especialmente para las personas que ya están en una etapa avanzada de vejez o menopausia, es recomendado consumir.

El gran “PERO” de la sal del Himalaya

Recuerda que al final del día sigue siendo sal, por lo que consumir en exceso la misma tiene más consecuencias negativas para nuestra salud que beneficios. Por lo tanto, debes tener en cuenta que los minerales que la sal del Himalaya puede aportar son mínimos, no vienen mal como un pequeño extra en las comidas, pero jamás deberías excederte con el consumo de la sal ya que puede perjudicar en la salud gravemente.

Entre varias cosas, consumir mucha sal puede generar retención de líquidos, incrementar el peso, demasiada sed, aumentar el volumen de la sangre lo que generaría un esfuerzo demasiado grande para el corazón e incluso puede generar hipertensión la cual puede ser muy peligrosa.