¿Qué es la creatinina?

La creatinina es definida como una sustancia que se eleva en consecuencia de problemas renales o problemas a nivel muscular. ¿Por qué se da esto? La subida de nivel de ésta sustancia se da por la degradación o el bajo nivel significativo de la creatina en la sangre (La creatina e un compuesto útil para los músculos).

La creatinina es eliminada de la sangre gracias a los riñones y expulsada por la orina. Esta sustancia considerada orgánica se produce a través de los músculos, básicamente tiene la finalidad de proporcionarnos una gran cantidad de energía, pero el aumento significativo de la creatinina nos indica que nuestro organismo a nivel renal no está funcionando correctamente.

¿Cuáles son los valores normales de la creatinina?

Los niveles de esta sustancia pueden variar depende de diferentes factores: La alimentación, el deporte y el medio ambiental. Pero los valores más constantes y normales de la creatinina son: Para las mujeres: De 60 y 95 umol/ l a 11 mg/ l, para los hombres la creatinina normal va de 80 y 110 umol/ l o 9 a 12.5 mg/ l.

Síntomas de alta creatinina en la sangre

  • El primer síntoma y el más fundamental de una alta creatinina en la sangre es la alteración de la orina. Que va a tender a cambiar a un color rojizo o rosado, y en los casos más graves puede haber un dolor o espuma al orinar.
  • Puedes presentar fatigas y dolores fuertes de cabeza.
  • Náuseas, falta de apetito y frecuentes vómitos.
  • Comezón en la piel.
  • Inflamación de las manos y de los pies.
  • Pérdida de peso sin motivo aparente.

Además de que el aumento de la creatinina en la sangre es provocado por problemas renales. Esta sustancia también puede aumentar por diferentes tipos de afecciones musculares como lo pueden ser: Lesiones, distrofias y rabdomiólisis. Exceso de esfuerzo físico, cálculos renales y diabetes.

¿Cómo reducir la creatinina?

Para reducir la creatinina en la sangre es fundamental implementar una dieta rica en frutas, verduras y hortalizas frescas. Se recomienda comer 5 porciones de fruta diaria.

Es recomendable beber suficiente agua (1,5 a 2 litros), claro, con la aprobación del médico ya que si tienes problemas renales puede llegar a ser contraproducente beber demasiado líquido. También se recomienda disminuir el consumo de proteínas y cambiarlas por alimentos diuréticos tales como la piña, los espárragos, las alcachofas o la cebolla.

Más información acerca de ello en la página: https://www.creatinina.org