Facebook nos da razones para orar

Las redes sociales se han transformado en una cita obligada que tenemos a diario para mantenernos activos en la actualidad, es por ello que encontramos contenido diverso que además de entretenimiento muchas veces logra trascender un poco más e invitarnos a orar, algo bastante adecuado para esa importante armonía espiritual.

Es de esta manera que cada vez es más posible acceder a páginas de Facebook pensadas exclusivamente para compartir oraciones al espiritu santo y encontrar esa motivación para empezar el día.

Las razones más importantes para orar

  • Fortalecer la relación con Dios. En definitiva la oración es el lenguaje ideal para comunicarnos con el ser supremo y mantenernos en comunión con Él. Corresponde a un medio de desahogo en el que transmitimos nuestros sentimientos y fomentamos esa “amistad” que nos apoya y protege sin importar lo que ocurra.
  • Encontrar la calma. Orar es una forma de reflexión y meditación que permite a la persona entrar en un estado de tranquilidad y armonía. Cuando se hace desde el corazón permite dejar salir los miedos y preocupaciones dejando espacio para sensaciones de sosiego, paz y serenidad.
  • Para tener un buen día. Tomarse un tiempo al inicio del día para estar en oración hace posible programarse mentalmente para tener una actitud sosegada y apoyada en la esperanza, es sin duda la mejor manera de enfrentar las diferentes situaciones con la fortaleza de que no se está solo.
  • Para dar y recibir. Quien no pide no recibe, aunque esto por supuesto no lo es todo dentro de la oración ya que se insiste en asumirla como un diálogo fluido que se encarga de ponernos en conexión divina.
  • Para cumplir la voluntad del salvador. Dios no quiere que lo olvidemos pues el actúa como un padre protector, es por esto que necesita que estemos siempre en su búsqueda y para ello la Biblia es firme al manifestarnos que debemos orar.

La vida espiritual sin duda alguna encuentra alimento en la oración, es por ello que más allá de un hábito debe entenderse como la acción necesaria para cultivar el amor hacia Dios. No se trata de una obligación o de un deber más, es más bien una herramienta instituida para ser explorada y aprovecha en nuestro beneficio ya que no se limita exclusivamente en pedir algo, es un puente para expresar, desahogarse y retribuir las gracias del todopoderoso las cuales se nos ofrecen desinteresadamente pues somos vistos como amados hijos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *