¿Cuáles son las características de los animales vertebrados?

Hablar de las características de una clasificación concreta dentro del Reino Animal puede llegar a ser un tema sumamente interesante, dado que cuando se ahonda a profundidad, es inevitable notar cuán curioso e intrigante puede resultar un determinado grupo de animales. En lo que acontece a este artículo, conocer sobre la reproducción de animales vertebrados, la diferencia entre estos con otras especies o su formación anatómica puede llegar a ser un tema muy apasionante.

Por esta razón, en el día de hoy ahondaremos en el siguiente artículo en todo lo relacionado con las características de los animales vertebrados, para que no solamente amplíes tu conocimiento sobre cultura general, sino que además también te diviertas conociendo este maravilloso mundo.

Características de los animales vertebrados

La primera y más importante característica de los animales vertebrados es que cuentan con una estructura cartilaginosa u ósea, la cual está unido por una vértebra en dos secciones bilateralmente simétricas, es decir que un lado es igual al otro. Es por esta razón que todo aquel animal que no sea vertebrado es invertebrado.

A esto hay que sumar le presencia de un cráneo dentro de su conformación esquelética, el cual tiene como principal función servir de coraza protectora para el cerebro del animal.

Reproducción de los animales vertebrados

Al hablar de las características de los animales vertebrados es inevitable acabar mencionando su forma de reproducción, ya que ésta es siempre sexual, de forma que requiere de forma indispensable la participación del contacto directo entre un macho con una hembra.

Respiración de los vertebrados

La respiración de estos animales no es de un tipo en específico, sino que puede ser de dos formas distintas, dependiendo de cómo sea la composición orgánica del animal.

En el caso de los vertebrados marinos, la respiración es braquial, mientras que en el resto de especies ésta se realiza por medio de pulmones.

Tamaño

El tamaño es una característica clave de los vertebrados que se debe de tener siempre en cuenta. Es precisamente en este grupo clasificatorio donde podemos encontrar los animales más grandes y corpulentos.

Esto abarca desde animales extintos como los dinosaurios, hasta algunos que pueden ser vistos en la actualidad como las orcas o los elefantes. Mientras que el resto de especies, es decir los invertebrados, se caracterizan por llegar a ser de un tamaño significativamente menor.