Cómo empezar en el “Tarot”

Las cartas del tarot son representaciones gráficas de acontecimientos y energías que estamos expuestos a encontrar a lo largo de nuestra vida, como por ejemplo, los caminos, felicidad, el amor, la iniciativa y muchos más. Éstas barajas regularmente contienen 78 cartas, 22 de las cuales se conocen como los Arcanos Mayores y describen los principales cambios en nuestro camino por la vida.

Internet ha sido otra pieza fundamental para ampliar tus conocimientos en el Tarot ya sea por grupos de facebook, redes sociales entre otros.

Las 56 cartas restantes, son distinguidas como los Arcanos Menores, aumentan estos temas. El tarot se puede aprovechar como una herramienta de adivinación mediante la lectura de las cartas de la baraja y la interpretación de sus posiciones, siempre con visión a explícitos temas que son importantes en la vida de quien recibe la lectura e información.

¿Cómo aprender el Tarot?

El primer ejercicio para aprender, teniendo el mazo de cartas en mano es, poseer las cartas en un lienzo rojo que se usará tanto para envolver las cartas como para tirarlas. La tela ideal es una felpa, un paño como los que se usan en las casas de juego, pero de color rojo. Luego sentarse en un lugar cómodo y agradable, si puede en posición de loto, sino directamente en una silla cómoda, sobre una mesa preferentemente de madera, y de ser posible prender una vela blanca.

Ya ahondando en lo que es la lectura como tal, se debe separar los arcanos menores de los mayores para comenzar a trabajar con estos últimos. Luego, mezclar los veintidós Arcanos Mayores poniendo la intención en cultivarse de su sabiduría. Es útil mientras mezcla decir en voz alta alguna oración referente a la conexión con los arcanos, y tratando de poner la mente en blanco. Cuando salga la carta permanecer en silencio observándola el tiempo que necesitemos para recordarla, luego cerrar los ojos y visualizar la carta en nuestra mente.

Ni fácil, ni complicado el tarot

Mucha gente se preguntará cómo aprender Tarot, no es fácil pero tampoco es algo muy complicado. Los expertos recomiendan aprender con el Tarot Marsellés por ser éste el más claro para interpretar los símbolos y uno de los más antiguos, que es el mencionado de las 78 cartas.

Tips, para facilitar su lectura

Ante todo, conseguir una buena baraja, se refiere a la que utilizaremos para adivinación y para meditación y debe ser la más agradable, la más hermosa que podamos conseguir. Unido a esto se debe aprender primero los arcanos mayores, siendo creativos y dándoles vida a cada personaje, empezando por los arcanos que nos atraen más, por los más poderosos o los que nos inducen al temor (El diablo, La muerte) o por la que no podemos a primera vista interpretar (La luna, el carro, etc). Es alí donde debemos darles los significados básicos, tradicionales y personales, sin ahondar aún en temas astrológicos o buscarle una relación con la vida mundana, ya que eso vendrá después con la práctica habitual.

Es importante tener presente en todo momento que ninguna carta tiene un significado decisivo, ya que con el tiempo y práctica se creara un abanico de significados propio. Hay personas que piensan que las cartas invertidas no son necesarias, o que no suman relevancia en la interpretación, así como hay personas que les dan un poco más de relevancia. Otro Tips importante es el de usar un cuaderno que servirá para las lecturas y aprendizaje, anotando todo lo que se encuentres, lo que será de guía y recordatorio para cuando se necesite algo. Hacer una tirada y anotar las claves de las cartas que salieron de algún evento en específico.

Buscar algún pequeño ritual

Es una técnica bastante buena, te ayuda a conectar la baraja en el momento, pudiendo recrear un propio ritual, con velas, inciensos, música relajante, o una corta meditación, a veces es más que suficiente. El tarot puede usarse para bosquejar las tendencias en un futuro. Pero no puede dar respuestas definitivas, pero si se puede decir lo que es probable que ocurra según los actos de una persona. Pues las cartas siempre van a responder, aprende a ser humilde en los errores abriendote al mundo de posibilidades que te dan las cartas.