Chips de Kale: una receta nutritiva que deleita el paladar

A la hora de estar en casa, una receta ideal para preparar y degustar el paladar, son los crujientes “chips de kale”, famosos por su alto valor nutritivo.

Además, no se necesitan muchos ingredientes para elaborarlos, solo aceite de oliva y hojas verdes de kale o col rizada, como también se le conoce.

Con esta exquisita verdura familia del brócoli, que además aporta energía, nutrientes y vitaminas al organismo, se pueden realizar distintos tipos de recetas muy saludables para el cuerpo, según destaca la página web https://www.kale10.com/ sitio que publica información referente al preciado alimento.

¿Cómo preparar los chips de kale en casa?

Para elaborar los crujientes chips, lo primero es tener unos 200 gr de hojas de kale, una cucharada de aceite de oliva y sal.

Posteriormente, hay que separar el tallo de las hojas, es decir, cortar estas últimas en pedazos para añadirles el aceite de oliva.

Luego del paso anterior, hay que separar las hojas en una bandeja con papel encerado para hornear, y después encender el horno a 180° centígrados.

Al calentar el horno, introduce la bandeja durante ocho minutos y retira los chips. Una vez listos, déjalos enfriar y agrégale sal al gusto.

Otra forma de prepararlos

En la cocina hay que ser muy creativo para realizar comidas con buen gusto culinario. En este sentido, hemos incluido una segunda opción para preparar los deliciosos chips de kale.

Ingredientes:

  • 200 gramos de kale.
  • Una cucharada de aceite de oliva, ajo y cebolla en polvo.
  • Agregar una cucharada de sal y pimienta negra molida.

A diferencia de la receta pasada, en este aperitivo se incluyen tres ingredientes nuevos que le dan un toque más picante y diferente.

La forma de hacerlo es similar a la primera, es decir, se retiran los tallos de las hojas, luego se lavan y cortan en trozos pequeños.

Seguidamente, coloca la col rizada en la bandeja, la cual tiene que estar dotada de papel para hornear. Luego, agrega una cucharada de aceite de oliva, pimienta negra, ajo y cebolla en polvo.

Tras añadir los ingredientes, debes “masajearlos” sobre el kale, con el objetivo de concentrar todo su sabor en la verdura.

Después, calienta el horno a 180 grados centígrados, ponlos en la bandeja con los chips, y espera un tiempo estimado de ocho a quince minutos.

Finalmente, extrae los chips del horno, espera que enfríen y colócales sal al gusto. Cabe destacar que, si sobra alguno, lo puedes guardar en un recipiente hermético a temperatura ambiente.